Despedida de soltero Vikingos

Despedida Vikingos Granada
Despedida novio vikingo
Haz tu despedida de soltero en Granada con una actividad original, la Beer Bike.

La cerveza en la época de los vikingos era parte de su religión pagana. La bebida espumosa fue objeto de un verdadero culto, y con el paso del tiempo se ha convertido en una tradición servir cerveza para nobles de los nobles en todas las fiestas.

En Granada no podemos ofreceros la cerveza que bebían los vikingos, es decir, la cerveza de miel o hidromiel. Pero tenemos algo más interesante, el bar sobre ruedas, que se llama Beer Bike. Podéis pedalear, dar un paseo por la ciudad y beber cerveza al mismo tiempo. Imaginaos cómo os veréis en este vehículo, con disfraces de vikingos, conduciendo por el centro de Granada. Bueno, «conduciendo» no es del todo correcto, quién conduce es el monitor.

Si habéis decidido ir de vikingos en vuestra despedida de soltero, no dudéis elegir este pack.

Pack Invasión Vikinga de Granada – 92€/persona

Pack para mínimo 12 personas

  • Fútbol Burbuja. Los Vikingos no tenían fútbol, pero gracias a las burbujas se puede jugar a muchas otras cosas bastante bárbaras, y sin temor a resultar heridos.
  • El barco lo sustituimos por la Beer Bike, para surcar las calles de Granada. Teneís barra libre de cerveza para todos los integrantes de vuestra despedida vikinga (máximo 18 plazas)
  • Restaurante con cerveza gratis
  • Pub discoteca (en el mismo lugar) con 2 copas
  • Show picante en un reservado especial

Si lo deseáis, se puede añadir también la actividad de Humor amarillo que tiene pruebas muy graciosas, como el torneo de gladiadores. Añadid en ese caso 17€/persona.

A las discotecas épicas este día es mejor no ir. Como adivinaréis, las compañías alegres «en exceso» no son bienvenidas.

Pero si deseáis cambiar de ambiente, podemos ofrecer visitar un segundo bar-restaurante. Allí también podéis almorzar o probar las tapas al mediodía.

Todo el personal es muy amable, atento, y nadie os presionará por la alegría desenfrenada… mientras no os pegueís unos a otros con una botella en la cabeza. A pesar de que la lucha también está incluida en el programa obligatorio de los vikingos, será mejor abstenerse para llegar a la boda vivos.